¿Tu departamento de compras gestiona los riesgos derivados del outsourcing siguiendo las directrices de la EBA (Autoridad Bancaria Europea)?

Descubre como lo están haciendo nuestros clientes

En los últimos años se ha producido un aumento de la externalización de servicios por parte de los bancos con el fin de reducir costes y mejorar su eficiencia y flexibilidad. El outsourcing permite aprovechar las economías de escala y supone una forma de fácil acceso a nuevas tecnologías y a herramientas y servicios no disponibles in house.

Sin embargo, el outsourcing no sólo no reduce los riesgos fundamentales asociados a la actividad externalizada, sino que el mero hecho de externalizar hace que surjan riesgos adicionales.

Por ello, la Supervisión Bancaria del BCE fijó este aumento de los riesgos derivados del outsourcing como una de sus prioridades supervisoras para el año 2017. Dos años después, con el fin de establecer un marco común de actuación, el pasado 22 de junio de 2018 la Autoridad Bancaria Europea (EBA) publicó una serie de directrices para la gestión del outsourcing que entrarán en vigor en junio de 2019.

Submitting...