Si funciona, no es estúpido: Por qué la gestión autónoma de las compras es una idea realmente inteligente

separator

A medida que aumenta la gestión autónoma de las compras, los críticos se apresuran a descartar la idea. En los próximos cinco o diez años, la gestión de las compras se reinventará a medida que la tecnología siga avanzando, se acerca la era de las compras autónomas.

Empieza ahora descargándote nuestro WebinarSTEPS FOR AUTONOMOUS PROCUREMENT  

¿Qué es la gestión autónoma de las compras?  

Comencemos por ver lo que significa un sistema de compras autónomo. En JAGGAER, nuestra propia definición de una solución de compras verdaderamente autónoma es aquella que no sólo tiene capacidades cognitivas integradas en toda la plataforma de compras, sino que se basará en esas capacidades para automatizar procesos completos de compra y abastecimiento.

El objetivo de la contratación autónoma no es eliminar el componente humano del proceso. Sino que se trata de eliminar tareas innecesarias que consumen tiempo y recursos, para que los miembros del equipo puedan pensar y operar a nivel estratégico. Esto no es sólo una buena idea, es una muy buena idea. He aquí por qué:

Sólo hemos arañado la superficie en la compra autónoma

Muchos plataformas de compras ya ofrecen funcionalidad que se puede se definir libremente como «augmented», pero este es sólo el segundo de los cuatro pasos en el camino hacia la autonomía. Las herramientas que tienen un inventario administrado por el proveedor son un comienzo sólido, pero la tecnología puede ir mucho más allá de los sistemas basados en reglas.

«… este tipo de programación basada en reglas no es autónoma»

En cambio, en la tecnología moderna existe en el tercer paso hacia la compra autónoma: La compra inteligente. Los sistemas inteligentes ya deberían estar aprendiendo de compras anteriores, preferencias de usuario y experiencias. Herramientas como el inventario administrado por el proveedor pueden eliminar el paso de pedido cuando los inventarios llegan a niveles predeterminados, pero este tipo de programación no es autónoma.

La gestión de compras autónoma cumplirá su promesa

La inteligencia artificial (IA) está, en muchos sentidos, en su infancia. E incluso ahora, las capacidades de IA ya van más allá que las de su equivalente humano. Por ejemplo, un estudio de 2018 enfrentó a 20 abogados contra la solución de LawGeex De Inteligencia Artificial. Los resultados fueron asombrosos, los abogados detectaron el 85% de los errores y el sistema de IA el 94%. Además, los abogados tardaron 92 minutos, mientras que IA hizo la tarea en 26 segundos. La IA no es sólo el futuro, ya está aquí.

Muchas partes del flujo de trabajo de compras no son autónomas todavía, pero todo llegará a su debido tiempo. A medida que los proveedores de software desarrollen IA en cada vez más áreas individuales de compras y tecnologías autónomas más maduras, comenzaremos a ver suites de compras totalmente autónomas. Solo porque los sistemas no sean totalmente autónomos, no hay que verlos como un fallo total. La tecnología de compras siempre ha sido dudosa, y algunas incluso cuestionan la viabilidad del source to pay. Pero, como sabemos ahora, muchas de esas dudas estaban fuera de lugar.

Los profesionales compras y abastecimiento deben estar contentos

El trabajo de la función de compras nunca ha sido procesar el papeleo. Sin embargo, al igual que muchos roles de negocios, las tareas mundanas vienen implícitas. Pero la contratación autónoma busca enderezar este proceso.

Los profesionales de compras, en general, quieren trabajar de manera estratégica. La compra autónoma, cuando se implemente correctamente, lo permitirá aumentando la capacidad de los empleados, no sustituyéndolos. Como dice Joshua King, vicepresidente y CPO de American Water Company,»el profesional de compras del futuro va a ser más versátil utilizando ideas en su trabajo diario». Además King describe al futuro empleado de compras como: «más que un consultor de negocios, trabajando con el negocio en torno a necesidades muy específicas y, en última instancia, tratando de obtener esas necesidades de una manera inteligente».

Los mejores líderes preparan a sus equipos para los desafíos que enfrentarán mañana, no sólo hoy. Ignorar o luchar contra el avance de la tecnología deja a los empleados sin preparación para los mercados de trabajo y las funciones del mañana. La economía actual se encuentra en medio de una cuarta revolución industrial, y las empresas se enfrentan a la siguiente elección: abrazarla o quedarse atrás. Aquellos que se inclinan en la compra autónoma cosecharán los beneficios.

Reducir la carga para los empleados

Una de las muchas frustraciones de los líderes de compras es cuando los empleados insisten en gastar fuera de contrato. Pero si los empleados no están usando proveedores definidos, a menudo es porque la usabilidad y la experiencia de comprar a través de un sistema aprobado es torpe, difícil y frustrante.  

Proporcionar una mejor interfaz de usuario y, en última instancia, un sistema autónomo que no necesita ninguna interfaz en absoluto, facilita a los empleados saber lo que necesitan. Los asistentes inteligentes, a menudo tomando la forma de chabots, ya existen dentro de las suites de copras, lo que permite a los profesionales de compras navegar rápidamente y ejecutar tareas. El siguiente paso lógico es un asistente inteligente para las compras de usuarios finales. Para el comprador diario, ProcureCon ha comentado, lo siguiente sobre los chatbots «pueden hacer sugerencias basadas en varios factores, incluyendo las necesidades identificadas durante el chat, proveedores preferidos, artículos preferidos, contratos en su lugar, historial de compras, disponibilidad en tiempo real de productos, contexto, y muchas otras variables». Un chatbot al que los usuarios pueden simplemente decir, «Pedir nuevos blocs de notas,» hace que el proceso de compra sea mucho más simple. «Cuanto mejor sea la experiencia del usuario, mayor será la adopción de la herramienta, es un efecto dominó. Y ese es el chatbot», explica ProcureCon. El proceso se vuelve aún más fácil cuando el chatbot se integra en herramientas como Outlook, Microsoft Teams o Slack, donde los empleados ya están trabajando todos los días.

«Cuanto mejor sea la experiencia del usuario, mayor será la adopción de la herramienta, es un efecto dominó»

Como dice TJ Nguyen, Director Senior de Coca-Cola Bottlers’ Sales & Services, «es muy importante elegir y asociar e implementar la tecnología de una manera que tenga en cuenta la experiencia del usuario… Así las personas pueden obtener lo que necesitan para hacer su trabajo». Nila LaVanaway Charles, CEO de Pierpont Holdings, está de acuerdo, sugiriendo, «la forma en que utilizamos la tecnología en nuestros bolsillos, no queremos ir a trabajar y que sea más difícil». A medida que la tecnología evoluciona en nuestras vidas personales, también se deben comprar sistemas para que los compradores tengan una experiencia perfecta.

La compra autónoma no significa restringir a los proveedores, reducir costes y hacer que un sistema diga «no» todo el tiempo. Una gestión autónoma aprenderá de las necesidades de los empleados y trabajará para satisfacerlos. En última instancia, el sistema no existe para hacer la vida de los empleados más difícil, sino para mejorarla. Eso es la gestión autónoma de las compras.

Para obtener más información sobre la gestión autónoma de las compras, consulte nuestro webinarThe Four Steps to Autonomous Procurement. Míralo aquí ahora. 
Please follow and like us:
RSS
Google+
Google+
https://www.jaggaer.com/es/por-que-gestion-autonoma-compras-idea-inteligente/
LinkedIn
Vimeo